Cómo traer más amor a tu vida

Cómo traer más amor a tu vida

 

En ocasiones nos sentimos solos, perdidos y deseamos que aparezca alguien en nuestras vidas que nos quiera, nos apoye, nos acompañe… pero de forma exclusiva!

Por lo visto, el amor de nuestros amigos y familiares no es suficiente en estos casos. Necesitamos, o por lo menos eso creemos, el amor de una persona especial, que nos haga sentir únicos por el simple hecho de que nos haya elegido a nosotros.

Entonces, ¿qué es lo que queremos en realidad: amor, o sentirnos bien con nosotros mismos?

Hoy en día muchos de nosotros para sentirnos bien tenemos que tener a alguien que nos recuerde lo buen@s, list@s y guap@s que somos. Esta necesidad es la que nos lleva a buscar que otras personas nos quieran, y a la vez, nos sitúa en una posición de vulnerabilidad donde dejamos que el amor en nuestras vidas dependa de otros.

Con frecuencia, nos pasamos el día criticándonos a nosotros mismos, haciendo hincapié en aquello que hacemos mal y nos es difícil reconocer, o incluso ver, nuestras virtudes y fortalezas. De ahí que busquemos que otros nos los enseñen o recuerden.

Ahora, si el amor viene de fuera, es decir, si para sentir amor necesitamos que alguien nos quiera, ¿te has preguntado alguna vez por qué cuando alguien que no te gusta te ofrece su amor, no sólo no sientes amor, sino que en ocasiones, incluso sientes rechazo hacia esa persona? ¿Y qué pasa con esas personas que te quieren pero que nunca llegan a decírtelo y por lo tanto tú no te enteras?

En otras palabras, ¿por qué el hecho de que alguien te ame no siempre significa que sientas que hay amor en tu vida?

¿De dónde viene entonces el amor que sentimos?

La respuesta es: El amor que sentimos se encuentra dentro de nosotros.

Cuando alguien te quiere y tú le correspondes, lo que sientes es el amor que hay dentro de ti ACTIVADO.

La persona que nos quiere, nos acepta tal y como somos, nos refleja cualidades de nosotros que le gustan, incluso que admira, y esto hace que nos sintamos a gusto con nosotros mismos, felices, plenos y llenos de energía.

Y de ahí que hagamos la siguiente conexión:

– si alguien me ama, me siento bien, por lo tanto: para sentirme bien, necesito que alguien me ame.

Lo que en realidad ocurre es que cuando entramos en contacto con nuestras virtudes y fortalezas, y además aceptamos nuestras debilidades, entonces nos sentimos bien con nosotros mismos. ¿Y cómo hacemos esto? Pues queriéndonos un poquito más a nosotros mismos, aceptándonos y respetándonos tal y como somos.

En definitiva, activando y dirigiendo la fuente de amor que se encuentra en nuestro interior hacia nosotros mismos.  De esta manera no necesitaremos del amor de los demás para sentirnos bien y podremos experimentar el verdadero amor: el amor incondicional.

Cuando amamos incondicionalmente, sin esperar nada a cambio, sentimos lo que realmente significa amar, que no es más que la plenitud que se siente por el simple hecho de que la persona a la que amas es feliz, independientemente de que ésta, o éste, te corresponda o no.

Cuando de forma genuina no esperamos nada a cambio, entonces tenemos la capacidad de enamorarnos de la vida y de todo lo que hay en ella.

Siempre que nuestra fuente de amor este activa, sentiremos que hay amor en nuestras vidas.

Y así,

Si quieres sentir la sensación de estar enamorada… enamórate de la vida!!
Si quieres llenar tu vida de amor…
… ámate a ti mismo!!
… ama incondicionalmente a los demás!!
… y recibe, y agradece, el amor que te ofrecen otros!!

 

Conclusión:

  • La capacidad de amar, es decir, de sentir amor, está en nosotros y es independiente de los sentimientos de otras personas hacia nosotros. Cada uno es libre de amar todo lo que quiera, incluyendo personas, seres vivos y objetos. 
  • Si quieres más amor en tu vida, pon atención y encuentra algo que amar dentro de ti, así como en cada una de las personas, o cosas, que haya en tu vida y deja que el amor fluya en todas esas direcciones. Enseguida empezarás a sentir que hay más amor en tu vida.

 Y todo gracias a que habrás conectado con la fuente inagotable de amor que hay dentro de ti…

 …con la fuente inagotable de amor que cada uno de nosotros es!!

 

 



El Responsable del Tratamiento de tus datos es Mónica García con la finalidad de poder participar en un grupo de WhatsApp para informarte sobre el lanzamiento de nuevos cursos de El Factor Humano Burgos, sobre la base jurídica del consentimiento.WhatsApp, INC y el resto de los usuarios del grupo tendrán acceso a tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil) y tus conversaciones en el grupo.La utilización de la aplicación de WhatsApp implica que tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil, conversaciones) serán remitidos a los servidores de WhatsApp, Inc., que se encuentran ubicados en EE.UU. y que por tanto serán transferidos a ese país, produciéndose una transferencia internacional de datos, que el usuario autoriza de forma expresa e inequívoca.WhatsApp forma parte del grupo Facebook, que participa y ha certificado su cumplimiento con el marco del acuerdo entre EE.UU. y la Unión Europea denominado Privacy Shield, habiéndose comprometido a someter toda la información personal recibida de países miembros de la Unión Europea a los principios derivados del Privacy Shield.Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer remitiendo una comunicación a info@elpoderhumanoburgos.com.