La Importancia del Día a Día

La Importancia del Día a Día

 

La escritora Annie Dillard ya lo decía hace algún tiempo: “Cómo pasamos nuestros días es, por supuesto, cómo pasamos nuestra vida”. Y es que la vida no es más que el cúmulo de todos y cada uno de los momentos de ésta, de ahí la importancia de lo que hagamos con cada uno de ellos.

En ocasiones pensamos que para vivir “una buena vida” tenemos que irnos de vacaciones lo más lejos posible, llegar a lo más alto en la empresa, tener gran cantidad de pertenencias…, y para conseguir todo eso nos pasamos el día preocupados, estresados, esperando y deseando que llegue el fin de semana o el día de irnos de vacaciones… ¡¡para disfrutar!!

Es decir, nos pasamos el momento presente pensando en lo que no tenemos y deseando aquello que creemos que nos hará felices una vez que lo consigamos. O pensando en aquello que deberíamos haber hecho y sintiéndonos mal por no haberlo hecho. O pensando en algo que nos gustaría hacer y sintiéndonos mal por que sabemos de sobra que no nos vamos a atrever a hacerlo…

El caso es que pasamos muchos momentos del día PENSANDO en vez de VIVIENDO.

Y así, los días se van pasando y por alguna razón que no entendemos, esas vacaciones tan deseadas, que me iban a hacer sentir tan bien y de las cuales iba a regresar completamente nuevo, se han acabado y yo me siento igual que siempre.

¿Os habéis preguntado alguna vez cómo serían nuestras vidas…

… si en lugar de desear y esperar viviésemos aquello que está ocurriendo en el momento como lo que es: especial e irrepetible? 

… si en lugar de quejarnos y no hacer nada al respecto nos pusiéramos manos a la obra?

… si en vez de maltratarnos con nuestros pensamientos y creencias sobre nosotros mismos encontráramos la forma de convertirnos en nuestros mejores aliados y amigos?

… si en vez de intentar controlar todo lo que ocurre a nuestro alrededor aprendiéramos a navegar con los cambios que la vida nos presenta?

… si en vez de resistirnos a los momentos difíciles los viéramos como una oportunidad de aprender y crecer?

… si en vez de ir corriendo a todos los lados redujéramos la velocidad y mirásemos a nuestro alrededor?

Entonces, nuestras vidas serían plenas y llenas de sentido porque viviríamos cada momento por lo que es y por lo que nos aporta, sin juicios, con total aceptación de que lo que es, ES, y responsabilizándonos de sacarle el mejor provecho.

Entonces, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestro día a día, o lo que es lo mismo, para mejorar nuestra vida?

  • Vivir cada momento de forma plena y consciente. Es decir, tener todos los sentidos abiertos y la atención en el presente, lo que no está reñido con el hacer planes. Se puede estar muy presente en el momento de hacer un plan para el futuro, si esa es la función o el objetivo del momento.
  • Mirar lo cotidiano con curiosidad y apreciarlo. De esta forma cada día tendremos la oportunidad de sorprendernos, de conocer mejor nuestro entorno y de disfrutarlo.
  • No apegarse a lo que consideramos buenos momentos, y dejar ir los malos. Los momentos no son ni buenos ni malos hasta que nosotros les ponemos la etiqueta. Además, todo pasa, lo bueno… y lo malo! La única constante en la vida es que todo cambia. No te apegues y únete al cambio lo antes posible.
  • Mirar cada situación desde el prisma del aprendizaje y el crecimiento. Haciéndonos preguntas como, ¿qué puedo aprender yo de esta situación?, ¿cómo me sirve esta situación para mejorar/evolucionar/crecer? Las respuestas a estas preguntas le darán sentido a muchas de esas situaciones que consideramos castigos injustos.
  • Dar gracias por lo que tenemos. Pasamos demasiado tiempo trabajando parar conseguir cosas que no tenemos, lo que en sí no es malo, pero no te olvides de disfrutar y dar gracias por lo que sí tienes. Habrá momentos en los que tengas salud y te falte tiempo o compañía, en otros será al revés… pero siempre tenemos mucho que agradecer.
  • Incluye en tu día a día momentos para ti que te hagan sentir bien, para que los disfrutes, recargues las pilas, o desconectes. Recuerda que el buscar estos momentos y asegurarte de que ocurren es tú responsabilidad.


Conclusión,

Todo lo que necesitamos para vivir “una buena vida” ya lo tenemos y está justo aquí, en cada uno de los momentos de nuestra vida y en lo que hacemos con ellos.

No se trata de que tengamos una sonrisa permanente en la cara, sino de vivir cada momento con plenitud.

 

Deja tus comentarios o preguntas sobre este tema en nuestro blog para continuar aprendiendo juntos. Gracias!

 

 



El Responsable del Tratamiento de tus datos es Mónica García con la finalidad de poder participar en un grupo de WhatsApp para informarte sobre el lanzamiento de nuevos cursos de El Factor Humano Burgos, sobre la base jurídica del consentimiento.WhatsApp, INC y el resto de los usuarios del grupo tendrán acceso a tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil) y tus conversaciones en el grupo.La utilización de la aplicación de WhatsApp implica que tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil, conversaciones) serán remitidos a los servidores de WhatsApp, Inc., que se encuentran ubicados en EE.UU. y que por tanto serán transferidos a ese país, produciéndose una transferencia internacional de datos, que el usuario autoriza de forma expresa e inequívoca.WhatsApp forma parte del grupo Facebook, que participa y ha certificado su cumplimiento con el marco del acuerdo entre EE.UU. y la Unión Europea denominado Privacy Shield, habiéndose comprometido a someter toda la información personal recibida de países miembros de la Unión Europea a los principios derivados del Privacy Shield.Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer remitiendo una comunicación a info@elpoderhumanoburgos.com.