Reduce tu frustración e impotencia y recupera el control de tu vida

Reduce tu frustración e impotencia y recupera el control de tu vida
   

Reduce tu frustración e impotencia y recupera el control de tu vida

  ¿Te sientes impotente cuando tu hijo se empeña en no ponerse la cazadora justo cuando vais a salir, y da igual cómo se lo digas que no se la pone? ¿O cuando un amigo está sufriendo y por mucho que hablas con él y le dices que tiene que salir, hacer ejercicio, ver lo positivo, no te hace caso? ¿Te frustra cuando vas a entregar los papeles para renovarte el carnet y te dicen que falta uno que nadie te había dicho que necesitabas? ¿O cuando vas con el tiempo justo y todos los semáforos te pillan en rojo?,  ¿o vas a pagar en el supermercado y justo la persona que va delante de ti lleva 100 cupones que hay que pasar uno a uno?   La mayoría de nosotros piensa que la razón de sentirnos así es porque nos gusta tenerlo todo bajo control. Y en realidad no es tanto porque queramos tenerlo todo bajo control,  sino porque queremos controlar aquello que no está en nuestro control!!! Como por ejemplo, lo que piensan o dicen los demás, cómo se comportan o el resultado final de una conversación, de un viaje o de un trabajo. Es entonces, cuando estoy intentando controlar aquello que no está en mi control, cuando se despierta la frustración, la impotencia, la preocupación o la inseguridad. Y es que, para sentir confianza y seguridad no es necesario controlarlo todo, pero si ponernos al mando de aquello que ¡SÍ está en nuestro control!  

Las 3 A´s que están en nuestro control

 

ATENCIÓN de la mente

  En la naturaleza de la mente está el generar pensamientos. Pensamientos que pueden estar referidos al pasado, al futuro, a resolver un problema, a fantasear, a planear,..., y que pueden estar a nuestro servicio, cuando somos nosotros los que dirigimos la atención de nuestra mente hacia lo que queremos (comprar un billete de avión o escribir un email) o que pueden volverse contra nosotros si la dejamos que campe a sus anchas y decide enredarse en algo negativo o saltar de un cosa a otra sin centrase en nada. Para ponernos al mando de la atención de nuestra mente primero tenemos que entender que nuestra mente está a nuestro servicio y no al contrario. Si, la tuya también. Por muy indisciplinada que sea en este momento tu mente se puede disciplinar!! ¿Cómo? Primero observando de forma neutral, sin juicios ni críticas, donde está, qué tipo de pensamientos hay ,y segundo, dirigiéndola hacia el momento presente y de ahí hacia donde queremos. Lo ideal es ponerte al mando de la mente nada más que te levantas, y dirigirla hacia aquello que te hace sentir alegre, confiado, sereno. No importa cuántas veces se vaya la atención de tu mente o se “despiste”. Lo verdaderamente importante es que observes donde está, la traigas al presente (ejemplo: observando tu respiración o la temperatura en los pies o en las manos), y de ahí decirle dónde quieres que vaya: un pensamiento que te despierte ilusión, una tarea que estés realizando, etc. Cuando observes que tu mente está enfocándose en lo negativo, en lo que no funciona o en el peligro, dile que se centre en apreciar lo que sí funciona, en agradecer lo que si va bien y ha ido bien en tu vida. Lo que pensamos, además, afecta a cómo nos sentimos, así que poniéndonos al mando de nuestra atención además nos ponemos un poco más al mando de nuestras emociones.  

ACTITUD

  Cuando hablo de actitud me refiero a una serie de pensamientos o creencias que nos predisponen a estar y actuar de una forma específica en una situación concreta. ¿Por qué es más fácil disfrutar de un día de lluvia durante las vacaciones? Porque llevamos una actitud abierta, relajada, tolerante, con un propósito concreto: pasarlo bien y disfrutar. ¿Cuando vamos a trabajar qué actitud llevamos y qué objetivo? ¿Apoya la actitud que llevamos el objetivo que queremos conseguir? En la mayoría de las ocasiones dejamos que sea el azar el que nos prepare para ir a trabajar. De forma que si hemos dormido bien, iremos de mejor humor y si nos levantamos con el pie izquierdo iremos de mala gana. Podemos crear una actitud para un evento o situación concreta, para un día, unas vacaciones o para la vida en general. ¿Desde qué actitud vives tu vida? ¿Eres consciente de ello? ¿Qué pensamientos tienes sobre la vida, sobre ti? Ser consciente de ello te ayudará a ver si tu actitud está a tu servicio o si te está saboteando. Ahora bien, ¿qué pasa cuando vas al trabajo o a casa con “buena actitud” y alguien te la fastidia? Entonces, mantén el mando, no se lo des a esa otra persona y elige tu Acción.  

ACCIÓN

  Lo que hacemos, nuestro comportamiento, siempre está en nuestro control. Si alguien con su negatividad o mal humor me afecta, recuerda que tú estás al mando y que puedes elegir cómo quieres actuar, poniendo más negatividad, aportando algo de positividad o alejándote. Es más fácil reaccionar ante lo que la otra persona pone y añadir más de lo mismo, que hacer el trabajo de pensar cómo yo quiero contribuir a ese momento o a esa relación y alinear mi intención con mis actos. Saber quién soy, qué es importante para mi, cómo me gustaría contribuir en mi trabajo, mi casa, con mis amigos, nos permitirá tener más claro dónde llevar nuestra atención, qué actitud o actitudes cultivar, y sobre todo, cómo actuar.   ¡¡Y todo ello está en tu control!!  

¡Mantente en la zona de control y verás cómo se reduce tu frustración, impotencia e inseguridad!

 

¡Recuerda que eres luz, así que sal ahí fuera y brilla!!

  Por favor comparte con todos qué es lo que más te ha servido de este vídeo y dónde te será más útil. Un abrazo enorme, Mónica     -------------------- DESCARGA EL AUDIO COMPLETO -------------------- Puedes descargar el audio completo del vídeo aquí: Audio Descargable (.mp3)  -------------------- SUSCRÍBETE A MI CANAL -------------------- No te pierdas ni un solo vídeo: www.youtube.com/c/MonicaGarciaElFactorHumanoBurgos -------------------- HAZTE FAN -------------------- Síguenos en FB: www.facebook.com/MonicaGarcia.EFH/ -------------------- SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER -------------------- Únete a nuestra lista y recibe información y recursos como este aquí.   Reduce tu frustración e impotencia y recupera el control de tu vida          



El Responsable del Tratamiento de tus datos es Mónica García con la finalidad de poder participar en un grupo de WhatsApp para informarte sobre el lanzamiento de nuevos cursos de El Factor Humano Burgos, sobre la base jurídica del consentimiento.WhatsApp, INC y el resto de los usuarios del grupo tendrán acceso a tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil) y tus conversaciones en el grupo.La utilización de la aplicación de WhatsApp implica que tus datos de usuario (número de teléfono, estado, fotografía de perfil, conversaciones) serán remitidos a los servidores de WhatsApp, Inc., que se encuentran ubicados en EE.UU. y que por tanto serán transferidos a ese país, produciéndose una transferencia internacional de datos, que el usuario autoriza de forma expresa e inequívoca.WhatsApp forma parte del grupo Facebook, que participa y ha certificado su cumplimiento con el marco del acuerdo entre EE.UU. y la Unión Europea denominado Privacy Shield, habiéndose comprometido a someter toda la información personal recibida de países miembros de la Unión Europea a los principios derivados del Privacy Shield.Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer remitiendo una comunicación a info@elpoderhumanoburgos.com.